Desentrañar las múltiples razones visibles y ocultas que llevan a la familia a solicitar la atención médica pediátrica, es parte de lo que ocurre cuando nos visitas nuestra función es, por sobre todo las cosas, contribuir a fortalecer un vínculo único, exclusivo e irrepetible entre madre e hijo; construir o reconstruir la confianza en el poder profundo de la intuición y el cuidado materno, que la familia se entienda como un todo, donde el niño o la niña es, en muchos casos la ventana por donde emergen los conflictos. De esta manera aprendemos en conjunto a como ser papás, a respetar y cuidar los tiempos de los niños, a contribuir a su formación como un ser especial, único y con muchas oportunidades de ser feliz.

Dejar un comentario