Parto Respetado

El proceso del embarazo y el parto es un rito de vida.

Visión Integral

Le ofrecemos la información y el apoyo necesario para que puedan tomar sus propias decisiones en uno de los eventos más importantes de sus vidas.​

El proceso del embarazo y el parto es una ofrenda de Vida. Es una experiencia única para cada mujer y cada bebé que nace de ella. Si se honra y se respeta, el parto tiene el poder de llevar a toda mujer a nuevos lugares dentro de ella misma y resurgir como un ser renovado. Es un proceso natural, personal y la partería te lo hace accesible.​

Durante el embarazo, parto y post-parto te brindamos atención personalizada e integral.​

Prenatales

Además de una revisión física completa, tendrás el tiempo necesario para hacer preguntas, explorar tus opciones y tomar plena responsabilidad sobre tu maternidad. Motivamos a que te acompañen tu pareja, hijos y otros familiares o seres importantes a este proceso. Nuestras parteras se capacitan y actualizan continuamente tanto clínicamente como en acompañamiento emocional, para asegurar que tu experiencia sea integral y basada en tus necesidades y prioridades.

Salud Integral

Durante el Trabajo de Parto tendrás apoyo continuo y monitoreo de tu progreso y de tu bebé por parte de la partera con su asistente.​

Apoyamos al manejo del dolor, la libertad de movimiento, respetando siempre la importancia del parto suave y humanizado. No realizamos intervenciones innecesarias de rutina, como la posición acostada, la episiotomía, el rasurado de vello púbico y la separación de la mamá y bebé. Estamos calificadas para atender emergencias obstétricas en casa y trasladar complicaciones a tiempo.  ​

En Luna Maya creemos que la humanización del parto es un derecho humano básico, igualmente es una posibilidad extraordinaria de conocer y vivenciar la vitalidad femenina. ​

Para nosotras, un parto humanizado quiere decir que:​

Te ofrecemos la opción de realizar tu trabajo de parto en el lugar donde y cómo te sientas más fuerte y cómoda.​

Las intervenciones invasivas, como son chequeo de dilatación, ruptura de bolsa, aplicación de suero intravenoso, entre otras se utilizarán únicamente cuando se considere absolutamente necesario.​

Tienes la opción de parir en la posición que desees y motivamos a que sean los papás los que reciban al bebé con sus manos amorosas. ​

Te damos el tiempo y el espacio que necesitas para abrir tu cuerpo de manera suave dentro de un ambiente creado por ti misma y tu equipo de parto.​

La evidencia científica ha demostrado que el parto más saludable y seguro es el de menor intervención y mayor contacto humano. ​